Los esclavos olvidados de Tromelin (de Sylvain Savoia)

CV_ESCLAVES OUBLIES_01_ES avec logo_a.indd

 

es una iniciativa que imita al reto de los artistas del , pero desde el reseñismo y la divulgación, ofreciendo 30 reseñas en los 30 días del mes de noviembre, a menudo partiendo de unas palabras-estímulo comunes a todos los participantes.”

Reseñoviembre – Día 23 – Palabra: RACISMO

 

Obra: Los esclavos olvidados de Tromelin

Autor: Sylvain Savoia

Editorial: Ponent Mon

 

Sobre la obra de hoy ya hice una extensa reseña en Cuadernos de Cómic tratando de cubrir todos los aspectos interesantes que tiene la obra de Sylvain Savoia, destacando la tradición hasta la fecha de hacer biografía en cómic. Me interesa recuperar esta obra para este evento, Reseñoviembre, por muchas razones. Primera porque a pesar de que escribo estas textas a razón de la palabra “racismo” que es la que define el día en el que va encuadrada, la estoy escribiendo también el día que debería salir la reseña del día con la palabra “olvidar”. Y precisamente lo que quiero hacer al insistir sobre esta obra es recordar lo olvidada que está esta historia -una de racismo, claro está- y como de olvidadas están también algunas de las obras que nos trae Ponent Mon y que nos hacen mirar hacia atrás en la historia para recordarnos los errores que se han cometido, las salvajadas inhumanas que se han hecho. Y aun así parece que no nos interesan. Ya recuperé también Etunwan, que habla de la desaparición de la cultura nativa americana con la llegada de la industrialización, obra que apenas he visto comentar en la crítica. Y esta, Los esclavos olvidados de Tromelin, me parece igual de importante.

 

La historia nos la cuenta Savoia en dos relatos paralelos que suceden alternativamente en el 1761 y en el 2008, con dos siglos y medio de diferencia. La primera cuenta el hecho central de esta crónica. Un barco francés cargado de esclavos naufraga en el Océano Índico, permitiendo que una parte de la tripulación -tanto esclavistas como esclavos- sobreviva en un islote de apenas un kilómetro de largo, sin más vegetación que arbustos. Los franceses tras varios intentos consiguen salir en una barcaza construida con los restos del buque, pero dejan allí a los esclavos, a su suerte. Durante quince años consiguieron sobrevivir hasta que fueron rescatados los supervivientes que allí quedaban. El otro relato, el más cercano al presente, es el del propio Savoia, dibujado como un cuaderno de viajes antropológico. En él cuenta como se embarca con un grupo de expedicionarios en un proyecto arqueológico en el islote de Tromelin para recuperar los restos de la sociedad que allí construyeron.

 

El relato es escalofriante. Savoia modula muy bien el estilo gráfico de uno y otro relato para que el lector sienta el paso del tiempo. También elabora ciertas simetrías o paralelismos con uno y otro relato. La salida forzada de los esclavos de sus hogares y el inicio del viaje desde Francia de Savoia. El naufragio violento y desastroso en Tromelin y el aterrizaje seguro y tranquilo de los expedicionarios en el mismo sitio muchos años después. El autor siembra muchas reflexiones durante toda la obra, pero creo que lo más importante es el eco que deja al final del relato. Su receptor es el lector, quien debe decidir qué hacer con lo que ha leído. Dejarlo pasar como una historia curiosa más o recordarla, pasarla a otros y procurar que no vuelva a suceder.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s