La Fuerza del Dragón (de Joe Quinones y Ron Lim)

fuerza_del_dragon_la_planeta-deagostini_1994

 

#Reseñoviembre es una iniciativa que imita al reto de los artistas del #Inktober, pero desde el reseñismo y la divulgación, ofreciendo 30 reseñas en los 30 días del mes de noviembre, a menudo partiendo de unas palabras-estímulo comunes a todos los participantes.”

 

Reseñoviembre – Día 24 – Palabra: MONO

 

 

Obra: La Fuerza del Dragón

Autores: Joe Quinones y Ron Lim

Editorial: Forum

 

Continuemos un poco con el remember noventero en este Reseñoviembre. Y vamos a seguir también con la figura de Ron Lim, del que ya echamos unas líneas en X-Men 2099. Como decíamos pues, Ron Lim fue un dibujante bastante popular en los noventas quie trabajó muy extensamente para Marvel y puntualmente para DC e Image. Y quizás os estaréis preguntando, siendo que eran los años de proliferación de dibujantes con cualidades, digamos, especiales y que luego hicieron proyectos autorales propios tirando a eeeeeeh originales (NO)… Pues os estaréis preguntando ¿Hizo Ron Lim alguna serie así con firma y sello propio? Pues sí. Agarraos los NACHOS porque en los noventa llegó LA FUERZA DEL DRAGÓN. *EXPLOSIONES*

 

El asunto se empezó a publicar en la editorial Epic Comics con una miniserie de cuatro números, co-creada junto con Peter Quiñones , que originalmente se llamó Dragon Lines. Las líneas de dragón es un concepto muy chulo del Feng Shui que habla de líneas de energía que van por todo el planeta. Introducir ese concepto a un tebeo de fantaciencia me pareció bastante original cuando empecé a leer la serie. Pero en España seguramente alguien dijo “que coño es esto, esto no lo va a entender nadie”. Así que seguramente optaron por meter ahí una referencia cercana a lo jedi para llamar la atención del gran público, a coste de perder lo que le daba a la serie su punto original. La fuerza del dragón era una historia que mezclaba ciencia-ficción y fantasía. En un mundo del futuro, los seres humanos empezaron a trastear con fuerzas místicas antiguas, despertando a entidades de la mitología orienta. Una de ellas era el célebre Rey Mono, Sun Wu Kung, que poseía al protagonista, un joven asiático (una novedad desde los tiempos de Shang Chi) y a partir de ahí la cosa se iba liando parda entre enfrentamientos con villanos que querían hacerse con el control de las líneas de dragón. Estábamos ante una serie que lo mentía todo en la coctelera. Todo lo molón. Que era lo que se hacía en los noventa. Ciencia-ficción. Magia. Dragones. Artes marciales. Lo agitamos un poco y a correr. Sin tener una escasa profundidad y muchos estereotipos de la época, La fuerza del Dragón tenía algunos personajes realmente molones como el propio protagonista que resultaba ser un rebelde liante cuando le poseía el espíritu del Rey Mono o su antagonista-aliado el luchador boxer, un antiguo artista marcial de dicha etnia, descongelado de tiempos pretéritos (en plan Capitán América), con piel impenetrable y un carácter muy vinagres, que hacía las delicias en contraposición con el protagonista.

 

En el apartado gráfico, bueeeeeeeeeno. Va, vamos a decir que no estaba tan mal y se nota como el bueno de Lim le echaba ganas a un proyecto que tenía un puntito de personal. Por desgracia, en la segunda serie limitada, Way of the warrior, la cosa empezó a decaer y ya no hubo continuación a partir de ahí; esta segunda miniserie ni siquiera se publicó en España. Yo, personalmente, la recuerdo con cariño. Pero no niego que me da cosica entrar a releerla por ver lo mal que ha podido envejecer. ¿Reseña nostálgica? Pues sí, amigos. Un día es un día, que sé yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s